27
Sun, May
73 New Articles

Paraguay

Los incumplimentos dan como resultado el fin de una concesión, y eso es lo que aprendió la compañía Sanja Pytã SA.

Los incumplimentos dan como resultado el fin de una concesión, y eso es lo que aprendió la compañía Sanja Pytã SA.


Dicha firma que tenía a su cargo la concesión del puerto de Concepción desde agosto de 2011, cuando suscribió un acuerdo de arrendamiento y operación comercial de las instalaciones graneleras y silos de la terminal portuaria de Concepción – Puerto Nuevo junto a la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP) de Paraguay.

Fue la entidad nacional la que impulsó el cese de la concesión al ver que se incumplió el contrato entre otras cosas, porque Sanja Pytã SA le habría subarrendado la operatividad del Terminal a otra empresa, algo terminantemente prohibido.

El acuerdo firmado originalmente establecía 5 años de concesión prorrogable y la firma debía pagarle a la ANNP U$S 10.000 mensuales en concepto de alquiler, pero además de este monto tan exiguo Sanja Pytã SA se comprometía a realizar inversiones y mejoras en la terminal.

Sin embargo, una Auditoría que realizó la entidad reguladora de puertos confirmó que existían erias irregularidades e incumplimientos contractuales por parte de la firma arrendataria, entre los que se encuentra el hecho de que subarrendaba el establecimiento a otra empresa denominada Concrecal, violando a la cláusula 5ª del acuerdo.

A raíz de esto, la ANNP rescindió el contrato con Sanja Pytã, pero la firma no quiso aceptar con condiciones la rescisión y por ello iniciaron un juicio ante el Tribunal de Cuentas.

Finalmente y luego de que se desalojara todo lo relacionado con la antigua concesionaria, se confirmó que la compañía Baden S.A inaugurará el próximo 20 de febrero su Terminal en Puerto Concepción en asociación con la ANNP, con el objetivo de operar más de 1 tonelada de carga, procedente en gran medida de Mato Grosso.