Sidebar

21
Sun, Jul

Megaindustria

Que el sol en Centroamérica realmente se siente no es ninguna novedad ya que la región tiene un clima tropical con altas temperatuas, sin embargo lo novedoso se da en el aprovechamiento de la energía de febo para lograr producir electricidad en los hogares.

Que el sol en Centroamérica realmente se siente no es ninguna novedad ya que la región tiene un clima tropical con altas temperatuas, sin embargo lo novedoso se da en el aprovechamiento de la energía de febo para lograr producir electricidad en los hogares.


El país que mayor interés ha puesto en la materia es Nicaragua, donde según datos oficiales, se intentará lograr que en 2027 el 91% de la energía eléctrica nacional se produzca por medios renovables, principalmente la energía solar.

Ya se han puesto en marcha proyectos en poblaciones rurales, logrando disminuir de 40% a 26% la cantidad de población rural que aún no cuenta con electricidad.
Para los analistas, este cambio de paradigma con la energía solar como pilar aún no logra su mayor potencial puesto que, como lo explica Cesar Zamora, gerente de la compañía internacional IC Power, los elevados costos de la inversión inicial desalientan las inversiones.

Si bien los paneles solares ya están funcionando en algunos hogares nicaraguenses, el no existir una ley que regule la venta de electricidad de pequeños sistemas fotovoltaicos conectados a la red al operador de la red, disminuye los incentivos de la inversión.

Aún queda camino por andar, pero al menos se puso en marcha una conciencia distinta donde las energías renovables están jugando un papel fundamental para el desarrollo del país y para la vida cotidiana de las personas, puesto que disminuye el coste de la electricidad y puede ser la solución para los miles de habitantes que en zonas alejadas, no poseen suministro eléctrico.