Sidebar

19
Wed, Sep

Energías Renovables

La búsqueda de combustibles alternativos en el mundo ha llevado a la tecnología a ser un aliado fundamental para poder dejar de depender de los combustibles fósiles.

La búsqueda de combustibles alternativos en el mundo ha llevado a la tecnología a ser un aliado fundamental para poder dejar de depender de los combustibles fósiles.


En Italia, hay una clara decisión de apoyar a la generación de bio-combustibles puesto que el Ministerio de Desarrollo Económico publicó una ley que impulsa a las empresas para desarrollar alternativas al petróleo.

Esto va de la mano con la declaratoria de la Unión Europea, la cual da luz verde al decreto biometano, un claro apoyo al desarrollo de bio-combustible para lo cual se invertirán unos 4700 millones de euros de ayudas públicas a las empresas del sector.

Según explicó la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, las inversiones propuestas abarcan el período 2018-2022 y es un verdadero sostén para los productores de biometano y otros biocombustibles avanzados.

Vestager confirmó que las primas aumentarían en la medida que los productores también realicen inversiones propias para una mejora en la distribución y licuefacción del biometano avanzado.

Para Piero Gattoni, presidente del Consorzio Italiano Biogas (CIB), se mostró muy complacido por la decisión de la Unión Europea y por su correlato en Italia ya que se premia el esfuerzo que viene realizando el sector del biogas y biometano de origen agrícola.

Según datos de 2016 extraídos del informe estadístico de la Asociación Europea de Biogás, Italia es el segundo país en producción de biogás con 1.555 plantas, de las cuales 1.200 son agroindustriales.