Asia

Los accidentes pueden darse en cualquier momento en la industria marítima e incluso con los profesionales más preparados, la posibilidad de imprevistos está a la orden del dia.

Los accidentes pueden darse en cualquier momento en la industria marítima e incluso con los profesionales más preparados, la posibilidad de imprevistos está a la orden del dia.


En el puerto de Shangai, uno de los más grandes del mundo, un enorme buque tanque iraní se incendió y esparció parte de su carga en el Mar de China, después de colisionar con un barco granelero chino, en un accidente que dejó un saldo de 32 tripulantes desaparecidos.

Se trata del navío "El Sanchi”, el cual chocó con el buque “CF Crystal” a unas 160 millas náuticas frente a las costas de Shanghái en la noche del pasado sábado 6 de enero.

El buque iraní registrado con bandera panameña navegaba desde Irán hacia Corea del Sur con una carga de 136.000 toneladas de crudo, lo que equivale a un millón de barriles y a U$S 60 millones.

Hasta el día de ayer, El Sanchi se encontraba flotando y envuelto en llamas, volcando parte de su carga al mar, lo que motivó que cuatro navíos de rescate y 3 embarcaciones de limpieza se dirigieran al lugar para limitar los daños del petróleo.

Aún no hay información oficial acerca del estado de los tripulantes del barco iraní, mientras que se informó que el buque chino no sufrió daños de consideración y pudo llegar a la costa con todos sus tripulantes a salvo.