13
Thu, Dec
64 New Articles

América

Poder, por fin, tener un acuerdo común en materia de aduanas, es volver a ese espíritu con el cual se creó hace ya décadas el Mercado Común del Sur.

Poder, por fin, tener un acuerdo común en materia de aduanas, es volver a ese espíritu con el cual se creó hace ya décadas el Mercado Común del Sur.


Pero esta vez, la idea se hace extensiva a otro bloque regional ya que la “Declaración de San Pablo” implica que las aduanas que integran los dos principales bloques de integración latinoamericanos -la Alianza del Pacífico y el Mercosur- acordaron crear un grupo especial de trabajo que culmine en abril de 2019 en la presentación de un plan de acción para un acuerdo de reconocimiento mutuo (ARM) multilateral de las aduanas de la región.

El anuncio, se dio en el marco del evento internacional “Programa OEA en las Américas”, donde se discutió el econocimiento de los programas nacionales de operadores económicos autorizados (OEA).

Quien impulsa el programa OEA es la Organización Mundial de Aduanas (OMA) ya que se apunta que en la región, aquellas empresas que le “abran sus puertas” a la fiscalización previa, certifiquen procesos de trazabilidad y cuenten con un historial impecable de operaciones sean susceptibles de controles aduaneros más rápidos, disminuyendo así los costos por las demoras operativas.

Para los expertos, este acuerdo apunta a crear el primer acuerdo de reconocimiento mutuo (ARM) multilateral a nivel mundial, que involucra a la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú) y el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay)