Uruguay

Si bien el puerto de Montevideo sigue siendo uno de los recintos con mejores niveles de servicios en el Atlántico, lo cierto es que hay inconvenientes importantes que han generado quejas de sus principales clientes, que son los exportadores del Paraguay.

Si bien el puerto de Montevideo sigue siendo uno de los recintos con mejores niveles de servicios en el Atlántico, lo cierto es que hay inconvenientes importantes que han generado quejas de sus principales clientes, que son los exportadores del Paraguay.


Y debido a los retrasos en el desembarque de carga, que en algunos casos llega a superar los diez días, la Administración Nacional de Puertos (ANP) y el ministro de Transporte de Uruguay, Víctor Rossi, tanto Montecon como Terminal Cuenca del Plata se han comprometido a encontrar una solución al asunto, y la mejor manera de hacerlo es trabajar de manera conjunta.

Ambas compañías, que compiten en el manejo de contenedores ahunarán esfuerzos frente al congestionamiento del puerto de Montevideo y, según trascenddos, pondrán en marcha un plan que permita agilizar la operatoria del recinto.

Datos oficiales confirman que los retrasos en las áreas públicas se producen por medidas sindicales que han aplicado trabajadores de Montecon, lo que afecta a la operativa de tránsitos, exportación e importación, generando atrasos en las operaciones con las barcazas paraguayas.

Para mejorar las operaciones, Terminal Cuenca del Plata pidió una rebaja del canon que paga a la ANP por la carga paraguaya movilizada en la terminal y la entidad portuaria resolvió aplicar una bonificación de U$S 12 por cada operación, a deducir del conjunto de tarifas que le abona la multinacional.

Desde Montecon se mostraron disconformes con lo decretado por la ANP y pedirán tener el mismo tratamiento, ya que de no ser así habría una discriminación hacia la empresa.