Sidebar

17
Mon, Jun

Mucho se habló acerca de las mejoras que se necesitarían en materia de comunicación entre la planta de UPM y el Puerto de Montevideo, recinto que iba a encargarse de que la producción de la empresa logre exportarse.

Mucho se habló acerca de las mejoras que se necesitarían en materia de comunicación entre la planta de UPM y el Puerto de Montevideo, recinto que iba a encargarse de que la producción de la empresa logre exportarse.

Sin embargo, ahora parece que los planes podrían ser totalmente distintos, pues un informe de la consultora CPR Ludwig (a pedido del operador portuario de la terminal coloniense Corporación Navíos) que estudió la viabilidad de trasladar la celulosa hacia Montevideo o Nueva Palmira, concluyó que la segunda es la mejor opción.

Dicho trabajo da cuenta de que la construcción de la vía férrea entre Paso de los Toros y Nueva Palmira es "más viable y atractiva" que la de reacondicionar las vías férreas entre la zona de producción de UPM y el puerto de Montevideo.

La consultora además, explica que al no existir un tren que llegue a Nueva Palmira, este nuevo ramal puede potenciar la llegada de carga de diversas zonas cercanas a la planta de UPM, lo que lo haría aún más atractivo.

En materia operativa, el informe considera que la llegada de trenes de carga a Montevideo con la frecuencia estimada, podría afectar el normal funcionamiento del recinto y podría ser también negativa en materia de seguridad vial.

La cantidad de pasos a nivel en la región metropolitana de Montevideo haría que el tren baje la velocidad, a lo que habría que sumarle el peligro para los transeúntes.

Específicamente en materia de costos, también sería conveniente el tren a Nueva Palmira puesto que se necesitaría una inversión de U$S 28, 2 millones anualmente por la disponibilidad de un servicio a dicho puerto, mientras que para hacerlo hacia Montevideo se necesitan U$S 31,6 millones.
Finalmente, el estudio dice que trasladar la producción de UPM hasta Nueva Palmira implica un trayecto de 270 kilómetros, mientras que viajar hacia el puerto de la capital obliga a hacer 274 kilómetros.