21
Mon, Aug
42 New Articles

Argentina

La Asociación de Prácticos de la República Argentina llamó a sus asociados al Segundo Encuentro Nacional de Prácticos y Pilotos "Jornadas de Reflexión y Capacitación", que dará se llevó a cabo hasta la medianoche del pasado viernes.

La Asociación de Prácticos de la República Argentina llamó a sus asociados al Segundo Encuentro Nacional de Prácticos y Pilotos "Jornadas de Reflexión y Capacitación", que dará se llevó a cabo hasta la medianoche del pasado viernes.


En los dos días que duró el evento, ningún buque pudo entrar o salir de los puertos con la consecuente paralización del comercio exterior.
Información peridística confirma que algunos buques con itinerarios muy ajustados, se vieron forzados a saltar la escala argentina para no atrasar el arribo a otros destinos.

Si bien el servicio de practicaje y pilotaje en puertos y canales es obligatorio para la gran mayoría de las naves que llegan a los puertos argentinos, desde la década del 90 la actividad dejó de ser administrado por la Prefectura Naval Argentina y los profesionales del sector pasaron a un sistema de trabajo totalmente liberal, puesto que se crearon asociaciones de practicaje mediante las cuales distintos grupos de profesionales ofrecen sus servicios (por intermedio de las agencias marítimas) a las diferentes empresas navieras.

El Práctico es delegado de la autoridad pública, debiendo observar dentro de sus posibilidades que las naves que conduce no infrinjan ninguna norma de navegación local y en especial que se cumplan todas las medidas de seguridad en la navegación que la autoridad marítima local (Prefectura Naval) disponga.

Cabe recordar que hace pocos días, la Secretaría de Defensa de la Competencia recomendó fijar precios máximos a los servicios que prestan estos profesionales, argumentando que están muy por encima de la media en la región. La respuesta no se hizo esperar y los prácticos señalan que sus honorarios no solo se encuentran afectados por una carga impositiva sin comparación en otros mercados, sino que además las malas condiciones de los accesos portuarios complican y alargan los tiempos de las maniobras, además de confirmar que al ser profesionales libres que pactan sus honorarios con empresas privadas, desconocen las facultades del Estado para querer bajar lo que perciben.