20
Sun, Aug
43 New Articles

NEWS 1

Si bien muchas veces se escucha que algunas navieras tienen inconvenientes económicos, generalmente eso culmina con la venta de las operaciones a otra compañía de mayor envergadura o alguna asociación que permita la subsistencia.

Si bien muchas veces se escucha que algunas navieras tienen inconvenientes económicos, generalmente eso culmina con la venta de las operaciones a otra compañía de mayor envergadura o alguna asociación que permita la subsistencia.

El caso del Hamburger Rickmers-Gruppe es algo paradigmático puesto que, según lo que muchos analistas comentan, estaría ingresando a una sesación de pagos y al inicio de un proceso de quiebra.

La empresa había intentado un préstamo en el HSH Nordbank y una reestructuración de sus deudas, sin embargo no se pudo conseguir el objetivo y la empresa alemana habría presentado el día de ayer en los tribunales de Hamburgo, los papeles para iniciar la quiebra.

Lejos quedaron los años de esplendor no tan lejanos, si tenemos en cuenta que el grupo contaba hasta el año pasado con 114 barcos en los océanos, incluyendo alrededor de 40 en su propiedad y el resto en la gestión de terceros, y más de 2.000 empleados en tierra y en el mar una facturación anual de casi 500 millones de euros, y ahora la triste realidad parece haber decretado que el hundimiento de la nave está cerca.